Lewis Hamilton se consagra campeón del mundo en el Gran Premio de México.

El piloto británico pudo lograr su máximo objetivo el día de ayer en el Gran Premio de México, luego de coronarse por cuarta vez campeón mundial de la Formula 1.

Un logro que lo ubica como el tercer máximo ganador de la Formula 1, por detrás de los históricos, Michael Schumacher (7 campeonatos) y el argentino Juan Manuel Fangio (5 campeonatos). Sin duda alguna el piloto inglés buscará ser el número uno; aunque varios especialistas ya lo consideran como el mejor corredor de la historia de la F1.

Desde que debutó en el 2007 ha sido un piloto sensacional, disputando siempre la supremacía de este gran deporte con rivales de gran recorrido como Fernando Alonso y Sebastián Vettel. Los números del piloto de Mercedes, son de otro mundo y solo se puede comparar con el histórico alemán Schumacher; 62 victorias contra las 91 del alemán, 116 podios con los 155 de Michael, ya es primero en la historia en números de poles con 72 y 2.578 puntos conseguidos.

Una carrera muy disputada fue la que se vivió en el Autódromo Hermanos Rodríguez la tarde de ayer en México; los pilotos Vettel, Verstappen y Hamilton dominaron en la mayor parte de la carrera, sin duda alguna fue una tarde agitada y agobiante para Lewis luego de que su Mercedes impactara con el Ferrari de Vettel luego de la primera curva.

El inglés tuvo una partición mucho más cautelosa al saber que si terminaría entre los diez primeros se iba hacer del campeonato mundial como así sucedió; la carrera termino con Max Verstappen de Red Bull en primer lugar, Valtteri Bottas de Mercedes en segundo lugar y Kimi Räikkönen de Ferrari en tercer puesto; Sebastián Vettel terminaría en cuarta posición mientras que el campeón Lewis Hamilton se ubicaría en noveno puesto.

Al mundial le quedan dos carreras por disputarse y son las de Brasil y Abu Dhabi, sin duda serán carreras emocionantes que harán vibrar a los espectadores.