Lo Copa de Maestros con destino búlgaro, Dimitrov se consagró campeón del penúltimo torneo del año

El domingo se llevó a cabo la final del torneo de Maestros, organizado en Londres y que reúne a los mejores ocho tenistas del ranking ATP.

Un torneo que sin duda alguna tuvo muchas sorpresas y emociones encontradas, el número uno de la ATP, Rafael Nadal, se tuvo que retirar tempranamente por lesión; uno de los jugadores jóvenes más laureados en la temporada, Alexander Zverev, quedó eliminado en fase de grupos y el más experimentado en este torneo, Roger Federer, no pudo llegar a una nueva final.

Con ambiente claro y sin nada que perder, y obviamente mucho por ganar se veían las caras dos jóvenes que tienen un camino largo por recorrer en este hermoso deporte.

David Goffin, belga de 26 años llegaba a la final luego de vencer en un emocionante partido al suizo Federer, luego de esa victoria muchos expertos en el deporte decían que era el favorito para llevarse la final, por otro lado, tenía que enfrentar a Grigor Dimitrov, jugador búlgaro de 26 años, criticado por muchos de ser un “mal imitador” del suizo Roger Federer, llegaba a la final luego de ganarle al estadounidense Jack Sock.

Ambos tenistas llegaban con buenos números y la estadística que nos dejó el partido lo respalda. El búlgaro, de 26 años, se impuso en la final por 7-5, 4-6 y 6-3. Sumando así el octavo título como profesional y el cuarto de 2017 después de Brisbane, Sofía y Cincinnati.

Dimitrov se consagra campeón de este torneo por primera vez en su debut, antes lo hizo Álex Corretja cuando superó en cinco sets a su compatriota Carlos Moyá en Hannover 1998.

“Me siento feliz por él (Dimitrov) es un gran chico y se lo merece, por mi lado tengo que trabajar más y evitar esas desconcentraciones que te cuestan partidos” expresó Goffin al término del encuentro, sin duda alguna un buen competidor.

La victoria le permitirá a Dimitrov escalar tres puestos en el ranking en apenas una semana y terminar la temporada en el podio mundial, inmediatamente detrás de Rafael Nadal y Federer.